Asamblea General de Rectores de la Asociación de Universidades del Perú-ASUP exigen urgente
modificación de Ley 30220

 

RECTORES DE LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS Y PRIVADAS ACUERDAN POR UNANIMIDAD RECUPERAR
AUTONOMIA UNIVERSITARIA

 

Las autoridades universitarias de las universidades peruanas públicas y privadas, agrupadas en la Asociación de Universidades del Perú-ASUP se reunieron en la sede de la Pontifica Universidad Católica del Perú en su Primera Asamblea Ordinaria de Rectores del año 2018, con el objetivo de tomar decisiones que permitan retomar el camino de crecimiento y desarrollo que durante estos cuatro años se ha visto afectado con graves retrocesos.

 

En esta reunión se acordó por unanimidad plantear acciones con la finalidad de recuperar la autonomía universitaria, afectada desde la aplicación de la Ley 30220, que atenta contra la independencia y desarrollo de la universidad peruana, y que luego de analizar del accionar de la SUNEDU los rectores concluyeron que
su accionar ha generado retroceso, irregularidades y desorden en el sistema universitario.

 

En opinión del Doctor Iván Rodríguez, Rector de la Universidad Ricardo Palma y presidente de la Asociación de Universidades del Perú-ASUP, la autonomía de las universidades ha sido arrebatada por la SUNEDU por lo que es urgente la modificación de la Ley Universitaria, principalmente en su composición, designación y su dependencia al Ministerio de Educación

 

Al respecto, El Doctor Alberto Ortiz, Rector de la Universidad de Chiclayo, señala que el Congreso de la República actual debe ser partícipe en esta gesta de recuperación de la autonomía puesto que es de ese parlamento que nació la ley 30220 para tener el control político de las universidades, y que creó a la SUNEDU con la finalidad de controlar el libre pensamiento.

 

El Doctor Juan Alfaro, Rector de la Universidad Nacional Federico Villarreal y Presidente del Consejo Regional Interuniversitario de Lima y Callao, advierte que a pesar del cambio de directivos de la SUNEDU aún sigue la precariedad contra la autonomía universitaria por el mal enfoque de la aplicación de la ley universitaria,
por lo que es urgente trabajar en conjunto para recuperar este principio inherente de la universidad.

 

Asimismo, otra preocupación de los rectores es la clara contradicción de esta ley  30220 con los objetivos de una verdadera política pública de la educación universitaria, creando el llamado licenciamiento, que además no está acompañado del presupuesto necesario acorde a las necesidades de las universidades públicas

 

para alcanzar las llamadas Condiciones Básicas de la Calidad, hasta el momento solo se ha entregado bonos de estímulo cuyos criterios de distribución se desconocen. Asimismo, la distorsión de esta política pública se agudiza, cuando coloca la acreditación como voluntaria y cuyas designaciones de sus directivos recaen en el Ministerio de Educación.

 

Finalmente, la Asamblea General de Rectores ha concluido por unanimidad exigir al Congreso de la República modificar la Ley Universitaria, ya que la Constitución Política del Perú consigna en su art. 18 a la autonomía universitaria como condición fundamental para que la Universidad Peruana retome su independencia
y desarrollo con equidad y con calidad lo que permitirá el desarrollo de las regiones donde la investigación debe ser un instrumento útil para el crecimiento y mejor bienestar del país.

 

Lima, 25 de abril de 2018