Año de la unidad, la paz y el desarrollo

Buscar

Noticias
BECARIO DEL PRONABEC USA TUBÉRCULO DEL VRAEM PARA FORTALECER EL PAN FRANCÉS CON MÁS PROTEÍNAS

Miguel Ángel García, natural de Ayacucho, estudió Ingeniería Agroindustrial con Beca 18. Sus investigaciones también le han permitido ganar Beca Generación del Bicentenario.

Entre las inmensas áreas verdes de Palestina Alta, una comunidad ubicada dentro de los Valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), Miguel Ángel García Cisneros conoció por primera vez la pituca, un tubérculo muy usado entre los habitantes del lugar, pero poco conocido en otros departamentos del Perú. Quedó tan fascinado con este que, al concluir la secundaria, se formó como ingeniero agroindustrial y colocó a la pituca como la gran protagonista de sus investigaciones. Con uno de sus últimos proyectos ha logrado demostrar que usando el puré de pituca en la preparación del pan francés se obtiene un producto con más proteínas.

“El pan francés que elaboramos llegó a tener 11.37 % de proteína, a comparación del pan francés comercial que usa solo harina de trigo y tiene un 8.6 %; además, nuestro producto resultó más agradable al paladar del consumidor, gracias a la composición de la pituca”, explica Miguel Ángel, ganador de la primera promoción de Beca 18 del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación.

La investigación de Miguel Ángel fue realizada en conjunto con su docente Eusebio De la Cruz, de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga, Ayacucho, y otros dos docentes de universidades nacionales de Lima. El grupo llegó a la conclusión que es posible sustituir parcialmente (en un 30 %) la harina de trigo, comúnmente usada en la preparación del pan, con el puré de pituca sin afectar las características de apariencia, sabor, olor, color o textura del pan francés. Esta sustitución, además de brindar más proteínas al producto, disminuye el porcentaje de grasa, de 3.7 % a 2.5 %.

“Este tipo de investigaciones son importantes porque brindan una mayor seguridad alimentaria al consumidor y porque mostramos recursos naturales en Perú que están esperando para ser usados, como la pituca”, detalla el docente Eusebio, desde el Centro Experimental de Panificación de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga. En este lugar también se viene experimentando el uso del puré de pituca en empanadas y milhojas, con resultados alentadores.

La visión de Miguel Ángel y su equipo es que su producto enriquecido pueda ser ofrecido en las panaderías de la región Ayacucho. Asimismo, tienen el reto de usar el puré de pituca en la preparación del pan tradicional de su región (el pan chapla) o en productos de pastelería básica y, más adelante, en pastas.

Fuente : Gob.pe